Este anuncio fue muy criticado por el colectivo docente. No me extraña. Un comercial de viajes iberia acude a la escuela para intentar que el profesorado “apruebe” por todo el morro a un alumno, hijo de unos clientes suyos. De esta manera, si el niño no ha de estudiar durante el verano, sus padres podrán irse tranquilos de vacaciones.
¿A que no os imagináis la estrategia rocambolesca que utiliza el comercial para que la profesora de matemáticas acabe aprobando a un alumno? ¿Qué pinta la Educación Física en todo este lío?        Si queréis ver el anuncio haced click en el enlace

Este post ha sido leído por 33 visitantes