Creo que este blog ha demostrado a lo largo de los años que la Educación Física tiene sentido del humor. Hemos sidos criticados, cuestionados, maltratados… pero considero que en esta ocasión el humor ha cruzado el límite de la ofensa a nuestra profesión. Por lo menos, así me sentí cuando ayer mismo cayó en mis manos esta viñeta sobre nuestra profesión via Twitter (muchas gracias Josemi del Castillo por compartir esta perla @JosemidCastillo)

¿Por qué somos «impostores»? Hablan de «doble moral». Según dicen los autores de la viñeta (la firman Joan Ferrús & Guzman) al cuerpo del profesorado de Educación Física le faltan reflejos y tonificación, ya que tenemos «barrigas de ojeador» generadas por dar indicaciones histéricas a los jugadores de las diferentes disciplinas deportivas delante de la televisión.

Nos acusan de autoritarios, de seguir anclados en la «gimnasia» de la vieja escuela franquista. De llevar el «chándal del colegio» propio de regímenes totalitarios en el que la estética de los uniformes es signo de identidad.

Nuestras clases son un «tormento corporal» ya que generan un escenario exigente, frustrante y competitivo. Impartimos una materia «cruel» y «semifascista» que provoca en el alumnado odio al esfuerzo físico. En nuestras clases los gritos, el dolor, el castigo y las humillaciones son el pan nuestro de cada día.

Los docentes utilizamos el silbato como mecanismo para «acojonar» al alumnado y así establecer un control reconfortante que compensa nuestra generalizada infelicidad: ya que nuestros sueños, nuestras vidas y nuestra familia «se caen en pedazos». Además tenemos la costumbre de mimar a un tipo de alumnado «cretino semianalfabeto» con tendencia al bullying y lo acogemos como aprendiz para que se convierta en un ser más infeliz que nosotros.

¿Qué tal? ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? No voy a entrar en el juego de «El Jueves». No voy a contestar ni a justificar nuestro trabajo. No merecen una respuesta. Me gusta la ironía, me encanta el sarcasmo. Me considero una persona con sentido del humor. Yo mismo en mis conferencias, en mis clases, en este mismo blog soy el primero que hago autocrítica respecto a mi profesión pero según mi opinión, en esta ocasión se han pasado tres pueblos. Por primera vez me siento humillado por unos comentarios que sencillamente, no merecemos.

Os recuerdo que «El Jueves» es una revista satírica. Entendemos por sátira aquél «discurso o composición literaria en prosa o verso en que se critican agudamente las costumbres o vicios de alguien con intención moralizadora, lúdica o meramente burlesca«

Este post ha sido leído por 481 visitantes