Fernando Savater, prestigioso novelista de nuestro pais escribe una columna en El Pais para confesar que él también hizo trampas para conseguir su licenciatura. Por supuesto es una columna con una carga irónica importante aprovechando el “Cifuentazo” (la supuesta trampa de Cristina Cifuentes para conseguir un Máster).

En aquellos tiempos en la licenciatura tenían la “gimnasia” como asignatura obligatoria con los saltos de potro y de plinton incluidos, por supuesto. Parece ser que podían canjear esa “gimnasia militar” por otras actividades físicas más deportivas como el tenis. Savater explica que él y un amigo se paseaban por las pistas sin jugar, firmaban la asistencia y así aprovaban la asignatura.

Sólo decirle Sr. Savater que lejos de cuestionar la maniobra estratègica para escaquearse de la gimnasia, lo que peor me sabe es que su amigo y usted perdieran la gran oportunidad de disfrutar de una práctica deportiva libre y mucho más democrática que sus soporíferas clases de gimnasia.

Seguramente después de muchos años un intelectual como usted habrá comprobado lo importante que resulta llevar una vida sana y saludable. Y el deporte es una de las herramientas que colabora en mantener un cuerpo activo a lo largo de la vida.

Fernando Savater (Máster)

Este post ha sido leído por 37 visitantes