El pasado 14 de diciembre salió publicado en un diario catalán (L’esportiu) un artículo firmado por el Dr. Josep Sánchez Malagón – Professor del grau en ciències de l’esport de la FPCEE Blanquerna-Universitat Ramon Llull

Debo confesaros que al leer el título me quedé totalmente alucinado. Después cuando lo leí… aún más. Yo que pensaba justo lo contrario… La Course Navette es una prueba que efectivamente, puede predecir el nivel de resistencia cardiorrespiratoria pero a un precio excesivo alto de riesgo que el profesorado de educación física no puede permitirse. Las típicas pruebas de esfuerzo de laboratorio llevadas a cabo en un centro sanitario, son supervisadas en todo momento por médicos porqué suponen un cierto riesgo en su aplicación. En la course, el alumnado se ve sometido a un esfuerzo maximo que puede tener graves consecuencias para su salud. No podemos olvidar que este test mide la “potencia aeróbica máxima”.

Hay otros tests menos invasivos que igualmente pueden predecir estos niveles de condición física que, totalmente de acuerdo con el estudio, son necesarios detectar. Por ejemplo y sin entrar en su valoración: el test de Cooper que también se realiza en muchas escuelas e institutos, también és una herramienta diagnóstica y en cambio me parece menos peligrosa. En el test de Cooper la intensidad la marca el propio alumno y permite que el ritmo sea más continuo y harmónico. En cambio, la course impone una intensidad que aumenta cada minuto. En el test de Cooper el alumnado puede correr los doce minutos que dura la prueba sin parar. En cambio, para un adolescente poco preparado y con un cierto nivel de sobrepeso conseguir correr 2-3 minutos en la course navette puede llegar a resultar humillante frente al grupo.

En fin, juzgar vosotros mismos. Mi titular sería: El test de la course navette, un riesgo innecesario y totalmente prescindible en los centros educativos.

Para aquellos que entendéis el catalán, os paso directament el link al diario para lo que lo podáis leer con calma y tranquilidad desde la fuente original:  El test de la course navette pot salvar la vida dels teus fills

Y a continuación, reproduzco el artículo en castellano para que el análisis llegue a más profesionales.

Si quieren que sus hijos estén más protegidos en cuanto a enfermedades cardiorrespiratorias vayan a vivir en Tanzania o Estonia. Cuando hablamos de los niveles de salud de los adultos muchas veces olvidamos que gran parte se gestiona durante la infancia y adolescencia. Casi diariamente aparecen en la prensa noticias relacionadas con enfermedades que tienen su origen en los malos hábitos. Por ejemplo, el aumento de casos de ictus en jóvenes o la obesidad y sobrepeso en niños y niñas. El domingo día 16 de octubre se celebró el Día Europeo de la Concienciación del Parada Cardíaca con el eslogan: “Tus manos pueden salvar vidas.” Es un hecho, pues, que las enfermedades cardiorrespiratorias son un gran problema de salud en las sociedades acomodadas.

Una investigación de revisión realizada por Lang et al. (2016) del Research Group, Children s Hospital of Eastern Ontario Reseach Institute, Ottawa (Canadá) y publicada en el British Journal Sports Medicine, en el que se han analizado datos de 979 estudios de unos 50 países (5 de los 6 continentes) con un total de 1.142.026 niños y niñas de entre 9 y 17 años, dice que los sujetos que viven en Tanzania, seguidos por los que viven en Estonia e Islandia son los que tienen una mejor resistencia cardiorrespiratoria. Aunque algunas limitaciones e interpretaciones de este estudio que ahora no podemos tratar, los países que obtienen peores resultados son los Estados Unidos, Lituania, Perú y México.

Las conclusiones de esta investigación se basan en el análisis de los resultados del test de la course navette que el profesor de educación física alguna vez nos ha propuesto hacer a lo largo de nuestra etapa escolar. Esta prueba da información, entre otras cosas, del nivel de resistencia cardiorrespiratoria de los niños y adolescentes.

Es conocida la relación entre una baja resistencia cardiorrespiratoria y las enfermedades relacionadas con el corazón durante la etapa adulta. Esto hace que la course navette sea una herramienta predictora del estado de salud de nuestra sociedad. Todos estos datos nos llevan a hacer algunas reflexiones. Por ejemplo, los Estados Unidos ha encabezado el número de medallas en Río 2016 con un total de 121, pero ocupa el cuarto lugar por la cola en cuanto a la salud cardiorrespiratoria de sus niños y adolescentes. En cambio, Tanzania en toda su historia de los Juegos Olímpicos sólo ha obtenido dos medallas, pero por otra parte sus niños y adolescentes son los que presentan una mejor salud cardiorrespiratoria.

Y en España? Con 17 medallas ocupa el 14º lugar de Río 2016, pero en el estudio de la resistencia cardiorrespiratoria de los niños y adolescente España ocupa el 27º lugar, por detrás de países del tercer mundo como Senegal y Costa de Marfil. Por otro lado, si nos fijamos únicamente en los países europeos que participan, de un total de 21, España ocuparía el 14º lugar.

El futuro de la salud de nuestros hijos y de nuestra sociedad seguramente no va por buen camino siendo los últimos en número de horas de educación física en la escuela de toda la Unión Europea (Eurydice: http: //eacea.ec .europa.eu / education / Eurydice / documentos / Thematic _reports /150EN.pdf).

El profesor y maestro de educación física, aunque todavía no es considerado un profesional sanitario, con su intervención puede obtener datos para hacer un diagnóstico de los niveles de resistencia cardiorrespiratoria de la población escolar y compartir estos resultados a la comunidad sanitaria para elaborar programas de prevención y de intervención con el objetivo de ayudar a mejorar estos niveles de condición física y, por tanto, poder prevenir enfermedades cardiorrespiratorias, entre otros.

Algo está pasando con la salud de nuestros hijos cuando los niños y adolescentes de Tanzania son capaces de recorrer casi el doble de distancia que los de España y cuatro veces más que los de México, en la prueba de la course navette. Quizá algún día celebraremos el día europeo de la resistencia cardiorrespiratoria con el eslogan: “La course navette puede salvar vidas y prevenir enfermedades

Este post ha sido leído por 375 visitantes