El otro día, en un programa de la radio catalana (RAC 1), la “gimnasia” fue de nuevo protagonista.

El programa se titula “no se ha hablado suficiente de…” y cada día añaden un tema. En el caso que nos ocupa, “no se ha hablado suficiente de…¿para que nos sirvió saltar el plinton cuando hicimos EGB

Si queréis escuchar esta parte del programa (son 10 minutos) en catalán, os dejo el enlace a continuación.

No s’ha parlat prou de… (5desembre2016)

De todos modos os explico la conversación entre los periodistas que lo presentan para que os hagáis una idea de cómo trataron la temàtica

Ambos periodistas que vivieron la época de la gimnasia pura y dura de los años 70-80, explican que fueron torturados saltando el plinton y haciendo volteretas encima, que les suposo un trauma, que sufrieron angustia, pánico y miedo a desnucarse.

Se preguntan de qué les sirvió. Y no sólo el plinton, también hablan del potro, de subir la cuerda o de la course navette. Incluso comentan que algunas de estas prácticas rozan el maltrato físico. ¿y por qué no ballet? Y también se preguntan si actualmente, en la clase de educación física se sigue saltando el plinton.

Saltar el plinton… ¿me ayudó a encontrar trabajo? ¿a disfrutar de la práctica deportiva? ¿a ir al gimnasio? ¿a ser más buena persona? se pregunta una de las periodistas. Además, cuestiona que la asignatura sea evaluable: suspender gimnasia no le parece justo porque no todos los cuerpos son iguales.

Hasta aquí la explicación objetiva del programa (he tomado apuntes mientras escuchaba el audio)

Y ahora mi opinión. Evidentemente una parte importante de lo que explican es totalmente cierto. Estoy de acuerdo con todo lo dicho sobre el plinton y los traumas que pudo provocar. Pero en aquella época también pudo ser traumática la falta de libertad de expresión, el miedo a dar tu opinión, el miedo a fallar, el pánico a que el profe te diera una colleja en medio de la clase, el terror de los exámenes memorísticos (que en algunos centros aún se siguen haciendo), etc.

Pero actualmente, excepto casos concretos, el plinton ya no se salta. Eso si, la course navette se sigue haciendo. El potro no pero tengo que reconocer que el plinton me cae simpático. Si lo tenemos en nuestro centro porque lo hemos heredado de tiempos pasados, lo podemos utilizar para otros usos más saludables y lúdicos teniendo en cuenta que dispone de cajones que pueden sacarse y utilizarse por separado, que están agujereados, que pueden apilarse, que se puede abrir, cerrar, transportar, montar, desmontar, etc. Una verdadera lección de material polivalente.

Finalmente deciros que via twitter sugerí una nueva temática para su programa: No se ha hablado suficiente de…la importancia de la Educación Física para consolidar hábitos de vida saludables.

Muchas gracias a Pere Hidalgo Santos (Banyoles, Girona) por enviarme el audio del programa via twitter

Este post ha sido leído por 102 visitantes