Isaac J. Pérez López es profesor del Departamento de Educación Física y Deportiva Facultad de Ciencias del Deporte (Universidad de Granada)

Carles González Arévalo es profesor del Departamento de Educación Física del INEFC-centro de Barcelona

Observaciones generales

  • De la lista de objetivos de la Educación Secundaria, en el objetivo K, si a través de la EF se favorece el desarrollo personal y social, que no lo nombra en los otros objetivos, ¿cómo es una asignatura específica y no troncal? ¿Hay algo más importante? Incoherencia.
  • Qué bien que no se nos someta a la evaluación (al final de la Secundaria) que haya establecida por quién sabe quién, pero somos tan poco “importantes” que ni se nos tiene en cuenta… Somos la asignatura florero. Nos tienen porque quedamos “bonito” en la sociedad actual por la repercusión y auge del deporte y los problemas de sedentarismo…
  • Curioso. En las tablas del resto de materias hay una dedicada a los contenidos o bloques de contenidos. Para la Educación Física, cae esta columna que queda (por desgracia) camuflada entre los criterios de evaluación. Estas tablas son un ejemplo más de que el currículum destaca el resultado como lo más importante del proceso de aprendizaje.
  • El documento está basado en contenidos a tratar más que en aprendizajes que conseguir (competencias)
  • Si el currículum es de “mínimos” porque los currículos de las comunidades autónomas pueden ser ampliados y adaptados al territorio, no vemos demasiado margen de maniobra que van a tener.

La introducción ESO

  • Una introducción excesivamente larga. Mirando las introducciones de otras materias, no entendemos la necesidad de comentar tantos aspectos. Además, es muy confusa. Acabas de leerla y no sabes exactamente qué han querido decir.
  • Empieza diciendo… “ La educación basada en competencias…” Pues bien, no vemos en absoluto a la Educación Física colaborando en la consecución de estas competencias. Sólo la vemos “defendiendo” la existencia de una competencia que no existe. Podríamos estar de acuerdo en reinvidicarla pero no consideramos que un currículum sea el lugar ni el momento de hacerlo. Tiende a confundir más que a ayudar.
  • Defensa de la competencia motriz: que es una competencia que no existe en el sistema educativo actual. En un momento determinado dice textualmente: “la conducta motriz es el principal objeto de la asignatura”. No estamos nada de acuerdo. Ahora la finalidad es la competencia motriz que, dicho sea de paso, no me queda muy claro que sea solamente lo que dice de la integración…. Vinculada a la conducta motora. ¿Dónde queda lo del desarrollo personal…? Incoherencia. Para qué hablar del desarrollo de la competencia motriz si no existe. Si no es importante, pues que el currículum no la incluya. Fácil.
  • Al comienzo de la introducción, cuando habla de “definir los resultados” nos recuerda a las fábricas de producción. Todos los mismo. Y si sobre todo debe orientarse al desarrollo personal será poco educativo tratar que todos alcancen el mismo resultado, ¿no? Incoherencia. En el ámbito educativo ¿“se tratará de conseguir un rendimiento”? Y lo de la ergonomía también queda ahí raro.
  • Cuando habla de “Las acciones motrices individuales…” vuelve con un planteamiento más productivo (típico de la revolución industrial) que educativo, hablando de modelos técnicos de ejecución, eficacia, optimizar o automatización y perfeccionamiento.
  • Cómo pueden intentar vendernos la moto de la importancia de los hábitos saludables y sobre ellos de la EF y que debe tener una presencia importante para paliar el problema del sedentarismo si la ponen como asignatura de segunda. Y luego habla de práctica diaria durante la jornada escolar. No será por las horas que tendrá la EF. Mentira! Incoherencia.
  • En el siguiente párrafo habla de otro nuevo objetivo (principal), el que los alumnos aprendan a hacer actividad física correctamente. Al final no vamos a saber realmente cuál debemos atender!
  • Luego los grandes ejes, la definición de las cinco situaciones motrices en que se puede estructurar la Educación Física. El protagonismo, para variar, recae en el deporte y la condición física. Y mediante un planteamiento ya muy lejano, utilizando la aticuada clasificación de los deportes de Parlebás.
  • Y también debe ayudar la Educación Física a adquirir de nuevo referencias de sí mismos. ¿Algo más? Muy importante no será porque apenas aparece antes. Tenemos la impresión de que este currículum quiere quedar bien con todos pero al final se le ve el plumero de lo que de verdad destaca, el deporte. De hecho, al principio de la página 483 hay un buen ejemplo de cargo de conciencia, pues da cuenta de que el enfoque podría llevar a pensar eso e intenta arreglarlo.
  • La orientación hacia la adopción de hábitos saludables aparece de una manera excesivamente testimonial. En el primer ciclo no habla en ningún momento del desarrollo de estilos de vida saludables. ¿Pero no era tan importante?
  • Ni una sola referencia al uso de las TIC en la introducción: eso sí, aparece un criterio de evaluación que habla de su uso.

Los criterios de evaluación y los estándares de aprendizaje (ESO)

  • 10 criterios de evaluación para los tres primeros cursos de la ESO con 37 estándares de aprendizaje evaluables… sin graduar. Además, no diferencia en qué momento cada uno de ellos. Puestos a decirnos exactamente lo que tenemos que hacer que lo hubieran diferenciado también
  • Los criterios dan respuesta a los bloques tradicionales de contenidos.
  • Y en 4º curso: 12 criterios y 40 estándares a conseguir en un año!!!! ¿Nos hemos vuelto locos? ¿Es una broma? Con tanta evaluación, ¿tendrá tiempo el alumno a aprender?
  • Cuando habla de que “el alumnado logrará controlar…”, además de que queda algo confuso, parece orientado eminentemente al deporte. Al igual que los párrafos siguientes, aunque luego lo enmaraña todo poniendo un batiburrillo de cosas que final no sabes exactamente qué es lo relevante.
  • Tenemos la impresión de que el enfoque evaluativo responde a un modelo tipo rúbrica, por lo que los 37 estándares multiplicados por 3 (o más niveles de desempeño para las notas) sería igual a 111 niveles a definir como mínimo, más los instrumentos y más las evaluaciones. Al final ¿cuánto tiempo hay que dedicarle a la evaluación?

La Educación Física en el Bachillerato

  • ¿Por qué desaparecen entre los objetivos de Bachillerato los hábitos saludables?
  • Habla del desarrollo de estilos de vida saludables en Bachillerato cuando en los objetivos no lo nombra.
  • Cuando habla del auge de profesiones relacionadas y de estudios con la actividad física y la salud es una nueva incoherencia, pues a pesar de ello desaparece en 2º de bachillerato.
  • Nosotros llamamos a este curso “5º de ESO” (se mantiene la misma proporción de criterios de evaluación relacionados con el deporte, la condición física para la salud, la expresión, el ocio y las TIC).
  • Otra vez: 9 criterios y 31 estándares para un único curso. Una barbaridad.

Este post ha sido leído por 1,662 visitantes