Si la escuela es un espacio dónde se deben aprender las enseñanzas básicas (de ahí su carácter obligatorio hasta los 16 años), entre toda la comunidad educativa nos tendríamos que poner de acuerdo para decidir que es y que no es fundamental.

Quique San Francisco, gran monologista de nuestro país aprovecha los recuerdos del aquél negro pasado para echar unas risas.

Un poco de sentido del humor en estos momentos de crisis, nos puede ir bien a todos.

 

 

 

Este post ha sido leído por 63 visitantes