Dos compañeros de instituto se encuentran después de muchos años sin verse. Y empiezan a recordar anécdotas, que con quién te has encontrado, que si sigues en contacto con…

No se podían recordar del profe de mates, no; de las interesantes (y útiles) derivadas, matrices o logaritmos neperianos que tuvieron que resolver… Efectivamente lo habéis adivinado: se acordaban del profe que se lo hacía pasar mal a la chica protagonista, que se ensañaba con ella porque estaba un poco pasadita de peso, que parecía un sargento de los marines, etc.

A pesar de esa mala experiencia consiguió aprobar porque hizo los 100 metros en 30 segundos (alucino). Aunque parece que no fue por méritos propios. Si queréis saber quién le ayudó y sobre todo porqué, haced click en el enlace (minuto 14.45)

Hombres perdidos. Id directamente al minuto 14.45

La entrada ha sido sugerida por nuestra compañera Imma C. García Rodríguez, maestra de Educación Física y Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Granada, de Osuna, Sevilla. Imma es otra colaboradora habitual del blog, siempre al filo de la noticia. Muchísimas gracias.

Este post ha sido leído por 88 visitantes