Amigos míos, estamos frente a una de aquellas entradas que “me ponen”… de los nervios.

Os contextualizo la situación. Programa de Júlia Otero en Onda cero en el que comentan notícias de actualidad. Una de las noticias comentadas es justo la que publiqué en el post anterior del blog sobre el estudio universitario que desmonta el mito de que a los jóvenes “empollones” no les gustaba la educación física.

Pues bien, lejos de informar los detalles del estudio, los tertulianos pasan a explicarnos sus batallitas de cuando eran jóvenes y de cómo era su “gimnasia”. Nada más lejos de la realidad del momento pero considero que no era necesario volver a asociar a nuestra materia actual con el plinton, el potro, la tortura, recuerdo horroroso/traumático, etc.

Pero lo que me ha hecho especial gracia ha sido que se quejaban que todos los niños y niñas debían saltar el plinton a una determinada altura sin tener en cuenta sus diferencias individuales. Cierto pero… ¿y en las otras materias no pasaba, verdad? En matemáticas teníamos un examen diferente en función de nuestras capacidades, ¿no?

Me hubiera encantado un comentario tipo… “pero ahora la educación física de nuestros hijos ha cambiado redicalmente” O no?

Si queréis escuchar en el post del programa la notícia haced click en el minuto 45.12. Dura un par de minutos

Esta entrada ha sido sugerida por mi gran amigo del alma, Pedro Rubio que aunque no es profesor de educación física es sensible a todas aquellas notícias que afectan a nuestro colectivo. Es un gran aliado. Gracias, Pedrosa.

Este post ha sido leído por 611 visitantes