Os dejo con un experimento sobre horarios laborales que os va a sorprender. Para no descubrir nada, no voy a daros ninguna pista sobre el desenlace. Sólo deciros que estoy enfadado, muy enfadado porque otra vez nos toca recibir.

Después de más de treinta años de profesión me entero que a los profesores sólo se les contabilizan las horas de clase semanales, ni una más. No hace falta deciros que para más inri aunque salen diferentes profesiones, el profesor tiene que ser… de educación física!!! No podía ser el de matemáticas o el de lengua castellana. Quizás éstos trabajen las 37.5 que tocan por normativa. Total, los de Educación Física no preparamos clases, no corregimos exámenes, no nos reunimos, no hacemos tutorías con las famílias, no ejercemos de tutores, etc.  De muy mal gusto.

Y es una pena porque el experimento está muy bien y la idea es muy buena. Lástima este detalle que para nuestro colectivo es muy importante y muy injusto.

Podéis ver el experimento haciendo click en este enlace

Os animo a que deis vuestra opinión añadiendo un comentario en el youtube, si os apetece

Esta entrada ha sido sugerida por Bernat Juliol, profesor de Educación Física en un instituto concertado de Catalunya (Escola FEDAC-Salt). Muchas gracias por seguir comprometido con la profesión

Este post ha sido leído por 159 visitantes