Como ha tenido que dejar el basquet profesional, le gustaría dedicarse a ser “profesor de gimnasia” porque según él este colectivo tiene el mejor trabajo que se puede tener: fines de semana libres y llevan cada día sudadera.

Vamos, un chollo. Más sincero, imposible.

Además, aunque el sueldo es un poco bajo para él (el artículo dice que un profe de Educación Física, ahora si que aparece correctamente el nombre de la materia, cobra unos 40.000 euros anuales), la NBA le ha dejado un colchón suficiente para vivir.

Pobrecito, y con los recortes…no sé si llegará a final de mes.

Entrad y leerlo con vuestros propios ojos. Noticia tubasket.com Declaraciones de Greg Oden

Esta entrada ha sido sugerida por Iñaki Albiol de Barcelona. Un ex-alumno del INEF de Barcelona que cuando tenga la oportunidad será un profesor de Educación Física excelente.
Enhorabuena por partida doble

Este post ha sido leído por 29 visitantes